BONE BROTH BASE

El bone broth o el caldo de huesos ha sido instrumental en el proceso de sanar mi digestión de raíz. Intento tomarlo varias veces a la semana, idealmente todos los días. En Ecuador lo encuentras listo y te lo venden congelado pero en Madrid no he encontrado una buena opción. Hacerlo tu misma es económico – te sale mucho pollito desmenuzado para comidas durante la semana y todo el caldo para hacer sopas. Lo puedes preparar solo con los huesos. Asegúrate de que usas un animal orgánico/de pastoreo/ libre de jaula – la idea del caldo es sacar tooodos los nutrientes, minerales y colágeno de los huesos, no queremos sacar ni consumir los antibióticos u hormonas que se les da a los animales criados comercialmente. La calidad del bone broth es proporcional a la calidad de vida del pollito o animal que compres. Si no tienes olla lenta simplemente sigue las mismas instrucciones en una olla normal manteniendo la temperatura de tu hornilla en un 2 y revisando constantemente el caldo.

Ingredientes

  • 1 pollo entero orgánico

  • 5-10 cm raíz de jengibre

  • 1 cebolla perla orgánica

  • 2 cucharadas de ajo picado

  • puñado de culantro orgánico

  • 1 zanahoria grande orgánica

  • 2 palos de apio orgánico

  • 5-10 cm raíz de cúrcuma (opcional)

  • 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana orgánico

instrucciones en olla lenta (slow cooker):

  • Pica el jengibre, cebolla, apio, zanahoria y ajo.
  • Coloca todos los ingredientes en el fondo de la olla lenta y encima coloca el pollo entero (debe estar limpio).
  • Cubre el pollo hasta el tope de la olla con agua filtrada y tapa. Cocina en temperatura baja por 24 horas.
  • Cuando pasen un par de horas remueve cualquier espuma blanca que se forme en el borde de la olla.
  • A las 8-12 horas (depende el tamaño del pollo y tu olla lenta) remueve el pollo y desmenuza toda la carne. Devuelve los huesos a la olla. Si usaste solo huesos omite este paso.
  • Agrega el agua filtrada necesaria para llenar de nuevo la olla hasta el tope.
  • Deja cocinar por otras 12 horas.
  • Deja enfriar y cierne para remover los grumos.
  • Listo! Lo puedes refrigerar por 3-5 días o congelar para que dure unos meses. Con esta receta tienes el caldo de pollo base. A mi me gusta comerlo con muchos vegetales y preparaciones que le den un poco más de sabor. Haz click aquí para ver mis dos recetas preferidas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*