ALCACHOFAS CON SALSA BLANCA VEGANA

En mi casa crecimos comiendo alcachofas, a mi mamá le encantan así que las comimos bastante. Eso si, con un galón de salsa blanca (era la parte más rica) como dip. Podíamos pasar horas en la mesa repitiéndonos las alcachofas y rellenando el plato con salsa blanca. Cuando encontré alcachofas orgánicas decidí que tenía que haber una manera de recrear el sabor y experiencia sin toda la leche y harina (si, la salsa blanca tradicional tiene harina para que se vuelva más espesa). Lo logré, y la salsa blanca quedó tan rica que la he estado comiendo como dressing de ensalada y todo tipo de vegetales asados. Yum!

Ingredientes

  • 4 alcachofas

  • Ghee

  • 1-2 cucharaditas de aho picado

Ingredientes salsa blanca vegana

  • ½ taza de cashews.

  • ½ cucharadita de ajo picado

  • Jugo de 1 limón  meyer        

  • ½ taza de agua

  • Sal al gusto 

instrucciones

  • Calienta tu horno a 300 grados.
  • Pon a remojar los cashews en 1 taza de agua filtrada.
  • Corta el tallo de la alcachofa y córtala por la mitad con un cuchillo grande y filudo ya que son duras. 
     
  • Con un cuchillo corta hasta el fondo donde salen los pelitos del corazón y remuévelos bien con una cuchara.
  • En un plato hondo mezcla 2 cucharadas de ghee derretido (o aceite de preferencia) con 1-2 cucharadas de ajo picado (¡yo uso 2 porque nos encanta el ajo!).
  • Con una brocha de cocina, una cuchara o tus manos, esparce la mezcla en todas las mitades de alcachofa. 
  • Coloca las alcachofas boca arriba en la lata del horno y hornea por minutos 40 o hasta que puedas sacar un tallito fácilmente y la “carne” esté lista. Al final, hornea las alcachofas por 5 minutos en broil para que se doren.
  • Mientras se cocinan las alcachofas, prepara la salsa blanca vegana. Empieza por enjuagar los cashews remojados (bota el agua donde se remojaron).
  • En tu licuadora coloca los cashews, ½ cucharadita de ajo picado, el jugo de 1 limón meyer, sal al gusto y 3 cucharadas de agua filtrada. Licúa.
  • Prueba la salsa y agrega sal al gusto. Continúa agregando cucharadas de agua filtrada y licuando hasta lograr la consistencia deseada (cremosa, pero liquida).

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*